Diástasis de Rectos Abdominal

Una de las probables secuelas del embarazo de las que hay muy poca información es la Diástasis del Recto Abdominal. Cuándo me la diagnósticó el cirujano me sonó a chino pero el nombrecito hizo que me temblaran las piernas, ¡¡pero si yo venía por mi hernia en el ombligo¡¡ Este señor cirujano tan delicado se encargó de explicármelo y que no hubiese duda: “maja, tienes el abdomen descolgado”  y la menda se fué llorando como una magdalena todo el camino a casa.

Hice lo que todo el mundo: buscar en San Google. Encontré que es una separación de los músculos abdominales (la famosa tableta de chocolate vaya) que se produce al no terminar de unirse estos músculos que se separan para dar paso al feto en el embarazo. En mi caso parir tres críos en 5 años pues es lo que tiene, que no se termina de recuperar el cuerpo. Pero ojo, no tienes porque tener varios bebés para tenerla, puedes tener uno y tener la diástasis, hasta un hombre puede tenerla. Para solucionarlo lo único que encontraba era unas  fajas especiales y  clases abdominales hipopresivos. A través de una amiga que los realizaba contacté con su profesora que se dedicaba a esto pero me dijo que al tener la hernia no podía realizar nada de ejercicio, la única solución para mi era operarme, antes o después había que hacerlo pues corría el riesgo de que empeorase.

Un año tuve que esperar para la operación desde la cita con el simpático cirujano, aguantando molestias de espalda, dolores en la hernia, punzadas en la barriga, incontinencia urinaria, estreñimiento, gases… y por supuesto nada de ejercicio ni esfuerzos, y esto con tres críos tan pequeños pues era casi imposible.

LLegó la operación, anestesia general y dos días como mucho de ingreso. El proceso consiste, a groso modo, en hacer una incisión desde debajo del ombligo, rotonda incluida para bordear el susodicho, hasta casi debajo del pecho (una preciosidad vamos) y, después de arreglar la hernia, meten una malla para fijar la separación de rectos abdominales, cierran con 30 grapas y listo, ahí tienes una maravilla para mostrar en verano y que todo el mundo te mire con cara de angustia.

La recuperación es jodida, para que andarnos con chiquitas si es lo que hay. Tumbada o semitumbada con bastantes dolores,una faja último modelo super apretada y horrible, ningún esfuerzo, curas y pinchazos de heparina al lado de la cicatriz, nada de coger a los niños, para dormir horroroso porque no te puedes mover y yo duermo de lado…las migrañas se me agudizaron, se me infectaron las grapas…una bonita experiencia sí señor.

Para mas inri una enfermera que debía de ser familiar del cirujano me dijo que iba a estar limitada para toda la vida, sin poder hacer nada de ejercicio, solo andar. No es cierto, le pregunté a otra cirujana que me dijo que vida normal en todos los sentidos una vez me recuperase. En fin, que nadie me informaba bien y yo iba de disgusto en disgusto.

Ahora hace que me he operado cuatro meses y medio, aún me molesta pero progresivamente voy haciendo vida normal, sReal Life Freddie Mercuryalgo a andar y la hinchazón va desapareciendo. Sé que no recuperaré mi cuerpo de antaño, pero la salud es lo más importante y al final es lo que cuenta.

Esta cicatriz me recordará que detrás de ella se crearon tres milagros….y que este año toca llevar bañador

Anuncios

Salud Kaótica: ¿delgada recién parida?

La menda se creía que después de parir al bebé también iba a parir los kilos de más….¡ja¡ ¡qué ilusa¡

Si hay una lotería que te pueda tocar es la de comer sin engordar, ese ansiado poder sobrehumano que llaman “tener buen metabolismo”..¡es que me tiene que tocar a mi el malo? ¿porqué zeñó porqué?¿porqué la Heidi Klum hizo el pase de modelo de Victoria’s Secret  nada más parir?¿porqué la Pilar Rubio apareció en la tele super estupenda al casi nada de dar a luz? ¿¿¿porqué la Shakira está tan bien la jodía si tiene dos nenes, ¡no se le han caido las mamelles¡??? Sinceramente creo que la cirujía plástica es estupenda para quién se la pueda permitir…..

En fin, existir existe, y yo lo he comprobado personalmente con varias amigas, pero al resto de las humanas nos toca resignarnos y apechugar con lo que hay.

En el primer embarazo el médico me dijo literalmente que dejara de comer tanta porquería porque después me iba a arrepentir…y tanto….estuve cerca de año y medio llevando ropa de embarazada y de dos tallas más de la mía, sintiéndome fatal porque ya no me reconocía cuándo me miraba al espejo, ¡pero si antes tenía hasta complejo de delgada y me alegraba de engordar si alguna vez lo hacía¡¡pero si pesaba 50 kilos y ahora no bajaba de 65¡

En el segundo embarazo no aprendí del primero y pasé de todo hartándome de comer, total, tenía que reposar porque estaba delicada y encima el niño venía grande así que…. ¡¡cuando dí a luz me veía monstruosa¡¡cerca de 20 kg engordé¡¡poco a poco la cosa iba disminuyendo pues el stress que ya tenía por trabajar se duplicó al tener dos críos, rápidamente me fui consumiendo y quedándome super delgada….hasta que el tercero llamó a la puerta…

En el tercero estaba tan mal con tantas molestias y fatigas que apenas engordé, el cuerpo no me pedía comer más allá de lo normal y como partía de un cuerpo bastante delgadito pues no me quedé tan mal después de parir. Entonces empezó mi gran problema: la barriguita colgona, no había forma de disimularla, no había forma de reducir esa zona…empezaron las molestias que sacaron a la luz mi gran problema: la diástasis de rectos abdominales, pero eso me da para un post entero pues es un tema que puede afectar a mujeres que ni siquiera saben que lo tienen, por lo que prefiero concienciar de esto en un próximo post.

Con lo que después de mis variadas y múltiples experiencias puedo sacar varias conclusiones que de haberlas sabido me hubieran ahorrado más de un disgusto (que conste  y repito que mis teorías son basadas en mis experiencias, ojo¡)

  • el cuerpo de la mujer tarda en recuperarse unos dos años después de parir, si no se logra una recuperar aunque sea paulatinamente puede que ya sean problemas de otro tipo, como problemas de retención de líquidos o de tiróides, o algún otro que hay que revisar con ayuda médica.
  • para evitar lamentaciones hay que cuidarse durante el período de gestación. A una embarazada no le puede faltar ningún tipo de alimento pero no se puede sobrepasar.No estoy de acuerdo para nada con las embarazadas que no comen por no engordar pues afecta al bebé, pero todas sabemos los límites que no debemos sobrepasar.Annoyed Robert Downey Jr
  • Por constitución tengo la gran suerte de apenas tener estrías (algo que me tocó bueno mira por donde), pero hay que cuidarse bebiendo mucha agua y cremita para evitarlas, una vez que salen son muy difíciles de quitar.
  • eso del ejercicio es un poco delicado depende de cada mujer, yo estuve muy delicada y no podía hacer ejercicio, pero si eres de las que no tiene problemas por lo menos el andar es buenísimo. Hay ejercicios que aconseja la matrona que son super buenos para los dolores de espalda, ciática, etc… hacedles caso que ellas saben
  • El pecho al engordar en el embarazo y adelgazar, ya practiques la lactancia o no, cambia, no vuelve a ser el mismo….